Alumno catequista que preparó a los alumnos para su primera comunión.

Rafael Edwards: "Es fomentar la unión entre las distintas generaciones y de mantenerse activo espiritualmente"

21 de Agosto de 2018

Desde hace un par de años que los alumnos de cuarto medio del Colegio Tabancura son parte del proceso previo de las primeras comuniones. Rafael Edwards, a pocos meses de salir del Colegio, nos cuenta su experiencia como catequista y nos detalla la resposabilidad que tienen en esta misión interna del Colegio. ¡Aquí la entrevista! 

¿Qué significa para ti ser catequista para las primeras comuniones?

Significa una gran responsabilidad, ya que los papás de estos niños depositan su confianza en nosotros para que preparemos a sus hijos de la mejor manera para recibir este Sacramento tan importante. Por otro lado, siento que es un deber para con el Colegio y una forma de devolverle la mano, ya que yo al igual que estos niños pasé por esta etapa de preparación.

"Es una oportunidad para fomentar la unión entre las distintas generaciones y de mantenerse activo espiritualmente"

¿Cómo has ayudado a tus alumnos en este aspecto?

Clase a clase hemos ido repasando los aspectos fundamentales del catolicismo y resuelto cualquier duda que los alumnos puedan tener acerca de ellos. También aclaramos cómo es que se debe hacer una buena comunión y la importancia que conlleva este Sacramento.

¿Qué es lo mejor que sacas de este proceso?

Lo que más me gusto es el lazo de confianza que se generó entre los alumnos más pequeños y los que están por salir de cuarto medio. Además creo que fue una etapa de aprendizaje tanto para los alumnos como para los catequistas que nos vimos comprometidos con nuestro colegio y nuestra religión. Finalmente este periodo me ayudó a entender lo bonita e importante que puede llegar a ser la vocación de educador.

"Es un deber para con el Colegio y una forma de devolverle la mano, ya que yo al igual que estos niños pasé por esta etapa de preparación"

¿Cómo te apoyas en esta labor?

Se nos fue entregado un libro con el contenido necesario para preparar las clases y ante cualquier duda los profesores encargados siempre estuvieron atentos para respondernos. Lo demás fueron conocimientos adquiridos en las clases de religión y en mis experiencias como católico.

¿Por qué crees que es importante ser catequista en el Colegio?

Es una oportunidad para fomentar la unión entre las distintas generaciones y de mantenerse activo espiritualmente. Por otro lado, creo que es una gran oportunidad de reencontrarse con la Fe si uno ha perdido el rumbo, ya que el ejemplo de estos niños es realmente destacable.

"Este periodo me ayudó a entender lo bonita e importante que puede llegar a ser la vocación de educador"

¿Qué mensaje les darías a los alumnos que harán su primera comunión?

Les desearía mucha suerte en esta nueva etapa y les diría que intenten aplicar en sus vidas todo lo que aprendieron este año, que estén felices y conscientes de la importancia que tiene este Sacramento y que fue un agrado haber sido su catequista.