Además el testimonio de Nicolás Saelzer: La importancia de un catequista

[Nueva Galería] Aquí están las fotos que dejó la confirmación de nuestros alumnos

30 de Octubre de 2018

¿Qué se siente haber sido parte de las confirmaciones como catequista? 

Es una experiencia muy gratificante. Al igual que el año pasado me tocó un grupo de alumnos muy buena onda y que tenían muchas ganas de aprender y practicar. Además, creo que lo que uno dice en las catequesis les hace mucho ruido porque se sienten identificados con alguien que quizás es más cercano que un profesor por ejemplo.

Para mí fue muy útil porque todo el tiempo dedicado a preparar las charlas me hizo fortalecer lo que pienso y me obligó a tener que investigar sobre cosas que no sabía o no tenía tan claro.

¿Qué tipo de acciones tomaste durante la preparación de los alumnos?

Creo que una de las mejores cosas que se puede hacer es involucrarlos mucho a ellos. Si bien seguir una pauta es importante, lo más relevante es dar espacio para las preguntas y el debate. Escucharse entre ellos puede ayudarlos  a cuestionarse lo que piensan y que se sientan parte importante de la preparación de sus compañeros y personal.

¿Qué es lo más positivo de ser catequista? 

A mi juicio, lo más positivo es enseñarles a los alumnos que para vivir la fe no es requisito hacer cosas raras o distintas a lo que están acostumbrados. Que entiendan que la Iglesia la forman ellos y que su participación es fundamental, en especial hoy día. Lo mejor es motivarlos a vivir como cristianos coherentes en todos los ámbitos y sobre todo en social porque el testimonio que pueden dar puede ser muy grande.

¿Cómo se tomaron los alumnos tu ayuda?

Creo que quedaron muy contentos y agradecidos. Entienden bien que para los catequistas esto involucra tiempo y sacrificio. Después de la confirmación se mostraron todos muy agradecidos.

¿Le recomendarías a más alumnos que sean catequistas y por qué? 

Sí, porque ayuda mucho a saber que tan preparado está uno como cristiano. Es una tremenda manera de ayudar a otros y sobre todo para reforzar la fe cada charla. El ejemplo que se puede dar es una tremenda ayuda para los alumnos. Creo también que es importante llamar a que más ex alumnos lo haga porque cada vez son menos los dispuestos.

¿Qué les dirías a tus alumnos ya que están confirmados? 

Que no pierdan las ganas de seguir aprendiendo. Creo que todos llegaron muy preparados, se cuestionaron muchas cosas y se ayudaron mucho entre ellos, pero que es importante que devuelvan la mano a las próximas generaciones. Que no se desmotiven a dar ejemplo en el colegio, en la familia y sobre todo en lo social, porque es ahí donde están llamados a influir los jóvenes.