Aquí la reflexión del Consejo de Dirección

Manuel Uzal: "Hemos notado un excesivo cansancio en nuestros alumnos por falta de sueño"

11 de Septiembre de 2018

Durante el último tiempo hemos notado, con cierta preocupación, un excesivo cansancio en varios de nuestros alumnos por falta de sueño. Se ha visto que el uso de tecnologías hasta altas horas de la noche y las salidas del fin de semana generan en algunos evidentes estados de somnolencia durante la jornada escolar. Pensamos que, en general, hay bastante desconocimiento y poca valoración, por parte de niños y adolescentes, de lo importante que es el descanso nocturno. Por lo mismo, quisiéramos a través de estas líneas, generar conciencia y hacer un llamado a nuestras familias a cuidar las horas de sueño de sus hijos. 

Conversamos con Manuel Uzal, Subdirector del Colegio Tabancura a raíz de este relevante tema tanto para los alumnos como para los profesores del Colegio Tabancura. 

¿Cuál es la preocupación del Consejo de Dirección?

Queremos manifestarles a los papás una preocupación que tenemos, a raíz de lo que hemos visto durante el último tiempo: niños muy agotados por una falta de conciencia de lo importante que es lo que los expertos llaman una adecuada higiene del sueño.  

"Quisiéramos generar conciencia y hacer un llamado a nuestras familias a cuidar las horas de sueño de sus hijos" 

¿Por qué es importante para el Consejo de Dirección tocar este tema? 

Porque nosotros estamos con nuestros alumnos y los vemos durante gran parte del día, y somos los ojos de los papás en muchos aspectos. Es imprescindibles hacerles ver las posibles consecuencias de algunos hábitos equivocados que pueden tener y que está en ellos poder corregir para beneficio de todos.

¿Qué consejos darías a los apoderados para que lleven este tema a sus casas?

Algunas medidas prácticas que son muy recomendables para una adecuada higiene del sueño:

1. Mantener una rutina horaria que delimite las horas de sueño, según la cantidad de horas antes indicada. Ello implica fijar una hora para acostarse y otra de levantada.

2. Limitar la actividad física de cierta intensidad dos horas antes de la hora de acostarse.

3. Término de las actividades de esparcimiento –sobre todo el contacto con pantallas– una hora antes de dormir, y ojalá en lugar distinto a la habitación donde se duerme.

4. Disminuir el consumo de sustancias estimulantes o irritantes (café, cigarrillos, alcohol, bebidas cola o energéticas, etc.) antes de acostarse.

5. Fijar un horario de estudio que no altere las horas de sueño, pues es en este período donde se fija en la memoria lo que se lee o estudia. Mientras más reparador es el sueño mayor asimilación de lo aprendido. De ahí que sea tan poco recomendable pasar toda la noche estudiando.  

Procurarlo es fundamental para la buena convivencia en familia y un óptimo rendimiento escolar. 

 

"En esta etapa del desarrollo de sus hijos es muy importante poner todos los medios, no sólo para procurar un buen rendimiento intelectual, sino también para estar bien dispuesto hacia los demás"

Al respecto; se envió un documento a los apoderados con el siguiente contenido. 

Diversos estudios indican que entre los 6 y los 10 años el promedio de sueño diario debiera ser de 10 horas, mientras que en la pre adolescencia y adolescencia debiera ser entre 8 y 10  (Masalán, Sequeida y Ortiz, 2013)*.

La falta de sueño nocturno merma la energía necesaria para la salud corporal, mental y espiritual, lo cual es fundamental para una sana convivencia con los demás, partiendo por la propia familia. Además, podría tener otros efectos negativos como alteraciones de la memoria; dificultades en el razonamiento lógico; y problemas de concentración. Si a esto se suma las alteraciones de horarios, más frecuentes en fin de semana, y la eventual ingesta de alcohol, es muy probable una baja en el rendimiento escolar. 

"La falta de sueño nocturno merma la energía necesaria para la salud corporal, mental y espiritual"

Los animamos a cuidar este aspecto en familia con cariño, pero con firmeza. En esta etapa del desarrollo de sus hijos es muy importante poner todos los medios, no sólo para procurar un buen rendimiento intelectual, sino también para estar bien dispuesto hacia los demás. Quien se priva del necesario descanso se limita severamente para lograr estos objetivos.

*   Masalán, Sequeida y Ortiz. Sueño en escolares y adolescentes, su importancia y promoción a través de programas educativos.Revista Chilena de Pediatría 2013; 84 (5): 4554-654.