¡Hoy arrancaron los Trabajos de Verano del CAT!

Héctor Valenzuela: "Es importante que los alumnos vayan a trabajos, porque les abre un mundo de posibilidades de conocimiento del otro"

18 de Diciembre de 2017

Desde este lunes hasta el sábado 23 de diciembre más de 36 alumnos, profesores y nuestro capellán realizan los trabajos de verano 2017 en el Sector de Curarrehue en Reigolil. 

Éstos ya son toda una tradición en el Colegio y este año no será la excepción. Por ello, para conocer más detalles conversamos con el profesor encargado, Héctor Valenzuela. 

¿Cómo se ven los trabajos de este año?

Ha sido más difícil que otros años, en el aspecto económico nos contó mucho trabajo reunir el dinero. Pero ya arrancamos desde hoy lunes hasta el sábado 23 en Reigolil. Sector de Curarrehue ¡Hay mucho entusiasmo por lograr todos los objetivos! 

¿Qué tipo de acciones harán, cuándo y dónde?

Vamos a hacer una vivienda básica, para una señora que vive sola, en una situación de desamparo profunda, además ofreceremos servicios de capellanía (Santa Misa, confesiones, sacramentos) a la comunidad. 

"Es importante que los alumnos vayan a trabajos, porque les abre un mundo de posibilidades de conocimiento del otro, de acercamiento a las personas que tienen carencias, de generosidad, de entrega, en fin. Es muy buena experiencia"

Vamos a hacer reparaciones en otras cuatro viviendas que se encuentran en condiciones desmejoradas. También haremos Misiones, es decir, iremos por las casas hablando con las personas, conociéndolas para saber cómo viven y qué se puede hacer a futuro por ellas.

¿Cómo ha trabajado el CAT y el Colegio en estos trabajos?

El CAT  trabajó liderando las acciones, consiguiendo las platas, inscribiendo a los asistentes y motivando a los indecisos. El Colegio, por su parte, cooperó con todo el respaldo posible.

¿Por qué es importante que existan estos trabajos? 

Es importante que los alumnos vayan a trabajos, porque les abre un mundo de posibilidades de conocimiento del otro, de acercamiento a las personas que tienen carencias, de generosidad, de entrega, en fin. Es muy buena experiencia. Sobre todo si analizamos que la alternativa, muchas veces, es estar de guata al sol.

Entonces, hay que vencer la tentación, la inercia y la flojera. Lo que requiere de ejercitar una serie de virtudes.