Opinión de Santiago Baraona

Editorial del Director: Los sellos del Colegio Tabancura

18 de Octubre de 2017

En la búsqueda por explicar de manera sencilla y acotada qué busca el colegio dejar en sus alumnos, hemos ido decantando la idea que a todos planteamos al inicio de este año: el Tabancura busca dejar cinco sellos educativos, que como marcas indelebles queden en el carácter y en la personalidad de los alumnos.

A medida que explicábamos a los distintos miembros de la comunidad educativa este enfoque de los cinco sellos, nos dimos cuenta de que a muchos “les cuadraba” esta manera de sintetizar lo que intentamos plasmar en los tabancureños. Así lo percibimos con los profesores, con los papás, con los alumnos y, sobre todo, con las familias nuevas que han postulado al colegio. Esta buena recepción nos llevó a afinar el título para cada sello y a definir, con la máxima precisión posible, su significado e implicancias prácticas.

Conscientes del valor de la imagen, redactada la definición y sus indicadores, encargamos el diseño gráfico para cada uno de estos sellos, teniendo a la vista, que desde este año, los ocuparíamos como criterio para determinar a qué alumnos se les reconocerá con el premio Colegio Tabancura y finalmente, estampándolos en los diplomas. Como podrán apreciar, el diseño se inspira en los elementos del escudo, sus líneas y colores.

Aquí les presentamos el resultado de este trabajo. Esperamos que para todos sea una guía, para que poco a poco, nuestros alumnos, con la ayuda de sus padres, profesores y compañeros, vayan haciendo suyo el espíritu del Tabancura, que se sintetiza en estos cinco sellos.

I. SELLO COHERENCIA CRISTIANA

El alumno reconoce la fe católica como parte esencial de su identidad personal. Con libertad interior, profesa la fe de la Iglesia y procura ponerla en práctica en su día a día, consciente de que la vida cristiana es un continuo comenzar y recomenzar; participa en la vida de la Iglesia y se empeña con obras concretas en llevar el testimonio de Cristo a los diferentes ambientes en los que se desempeña.

Los sellos de “Trabajo bien hecho” y de “Espíritu de servicio y de buena convivencia” son fundamentales para configurar el sello de “Coherencia cristiana”.

II. SELLO TRABAJO BIEN HECHO

En el Colegio Tabancura procuramos realizar el trabajo con la mayor dedicación y cuidado posibles, cuidando los detalles, para servir a los demás. Como alumnos de un colegio, esto significa que nos esforzamos por realizar un estudio profesional: con asistencia puntual y regular a clases; estudio permanente y sistemático de las materias que se imparten; y cumplimiento responsable y oportuno de tareas y pruebas. Para un tabancureño, el fin de estudiar es aprender y adquirir el mayor nivel cultural según las capacidades de cada cual, y, por lo tanto, la nota y cualquier reconocimiento académico, es sólo un reflejo de esa dedicación y no un fin en sí mismo. 

III. SELLO ESPÍRITU DE SERVICIO Y DE BUENA CONVIVENCIA

Conscientes de que la vida no se tiene para guardarla para uno mismo, sino para entregarla, y de que darse sinceramente a los demás es de tal eficacia, que Dios lo premia con una humildad llena de alegría, queremos que nuestros alumnos crezcan con un claro espíritu de servicio y buena convivencia, a través de un trato educado y afectuoso con sus padres, hermanos, profesores, administrativos, auxiliares y compañeros, y luego acudiendo en ayuda de las personas más vulnerables de nuestra sociedad.

IV. SELLO CULTURA Y EXPRESIÓN ARTÍSTICA

La cultura y el arte siempre tienen que ver con la perfección humana, con el crecimiento del hombre en el hombre, por lo tanto, en la búsqueda de una Educación Integral el Colegio Tabancura comprende el valor y asume la necesidad de que nuestros alumnos guarden una familiaridad permanente con las expresiones y experiencias de valor artístico y cultural, las cuales acercan a la sabiduría a través de la distinción y la nobleza que le son propias. La cultura y el arte son parte de un camino armónico y completo para formar personas capaces de sumergirse en el pensamiento, abrirse a la creatividad y disfrutar de lo bello, con independencia de la opción profesional o laboral que desarrollen en el futuro. 

V. SELLO ESPÍRITU DEPORTIVO

Es aquel alumno que, en el aspecto deportivo, aprovecha sus talentos y mediante un entrenamiento riguroso los hace crecer. De manera tal que el triunfo, si llega, es fruto del esfuerzo y no de un mero talento natural. Por medio de la práctica de un deporte crece en virtudes como la perseverancia, la fortaleza y el trabajo en equipo. Se esfuerza cada día por mejorar y entrena con compromiso y dedicación. Siente orgullo en representar a su colegio y al competir refleja todos los valores que el colegio intenta trasmitir a sus alumnos.