Para los terceros básicos

[Clase destacada del mes] Rodrigo Chandía y su especial clase de expresión en obras dramáticas / teatrales

23 de Septiembre de 2020

Un profesor que este mes de septiembre sorprendió a sus alumnos fue Rodrigo Chandía, quien con mucho entusiasmo y ganas, motivó a sus compañeros de trabajo y algunas mamás del curso para que fueran parte de una obra de teatro, con contenido y efectos que cautivaron a toda la clase. ¡Aquí la conversación con el docente del primer ciclo! 

¿Cómo se te ocurrió hacer una clase así? 

Siempre estructuro la clase pensando en replicar una clase "normal" o sincrónica, es decir, una introducción, un desarrollo y un cierre. Nosotros estábamos trabajando un proyecto que incluía la evaluación de varias asignaturas (Lenguaje, arte e inglés) y les pedimos que fueran ensayando obras de teatro en grupos. Por eso, quise que ellos vieran como sería hacer un teatro con sus profesores.

¿Cómo te inspiraste y qué recepción tuvo con tus alumnos? 

Pensé de qué manera los niños pueden comprender mejor qué es lo que esperamos de ellos. Me inspiré en el uso de Zoom que hacemos diariamente y la posibilidad de unir a varios docentes en una sala, lo que no podemos hacer a menudo, en este caso, la virtualidad permite que los niños puedan vernos en otras situaciones que van más allá de ser "transmisores" de conocimiento. En general, a los estudiantes les ha gustado. Pero me quedo con algunos comentarios que me han hecho otros profesores y mamás del curso, que me ven contento y pasándolo bien realizando las clases. 

¿Qué ha sido para ti tener que innovar diariamente para cautivar a tus alumnos? 

En particular, es tratar de pensar, ¿Cuánto tiempo me verán los niños? ¿De qué manera "simplificar" los conceptos, pero sin perder la profundidad? Creo que lo interesante de este tiempo es que ha permitido desarrollar de otras maneras los aprendizajes, repensar las asignaturas y lograr conectar o abordar temáticas que antes era más difícil. Para mi ha sido muy gratificante, lograr que los estudiantes se motiven más por leer o que desarrollen habilidades de la comunicación oral, lo que podría parecer contraproducente por la distancia de la virtualidad, pero se ha logrado a través de las sesiones Zoom y ellos nos han mostrado que se manejan en la elaboración de presentaciones de diapositivas y en la forma de expresarse en público.

¿Qué has aprendido tú de tus alumnos en estos tiempos? 

Primero, he aprendido que los niños están motivados por aprender y esto no solo se queda en el aula. Por eso, he tratado de ir descubriendo las cosas que los motivan, y de qué manera apuntar a eso en las clases. Los niños gozan con la lectura y los mundos que les abren y muestran. Ellos están deseosos de compartir con sus compañeros lo que leen.

¿Qué ha sido lo más desafiante? 

Primero, lograr que la asignatura de Lenguaje no sean solo ejercicios de comprensión lectora o de gramática, sino que ellos puedan visualizar que el Lenguaje (y todos los conocimientos que promueve el currículo) son elementos que ellos viven y desarrollan día a día. Ese es mi desafío constante, pero sin un afán utilitarista, no, es decir, el Lenguaje me sirve para... sino que también conocer y ampliar el bagaje cultural de mis estudiantes, que conozcan autores y autoras chilenas, que lean poesía y no solo los libros de moda. 

¿Qué mensaje le darías a tus alumnos? 

En los tiempos actuales, primero a cuidar su salud. Son momentos difíciles para todo el país. Luego, que aprovechen los momentos en casa para compartir con sus familias y que aprendan muchas cosas que no solo sean de la escuela. Finalmente, que lean mucho.