Conversamos con el Director Santiago Baraona

4 claves para comprender el nuevo plan de integridad académica

21 de Agosto de 2018

Desde este año el Plan de Integridad Académica es parte de las directrices del Colegio Tabancura  y lo que busca en términos simples es que una persona que egresa del Tabancura sea confiable siempre, en todo lugar y bajo cualquier punto de vista. Se trata de una estrategia a largo plazo que pretende instalar la idea de que la copia, en cualquiera de sus formas, es una forma de mentira o de robo. Aquí las 4 claves según Santiago Baraona. 

1-. ¿De qué se trata el plan de integridad académica?

Se trata de una serie de medidas que buscan promover una cultura de integridad académica: honradez en lo intelectual y en todo lo relativo al trabajo del alumno. En nuestro perfil de egreso académico, documento que pronto daremos a conocer, se afirma que  “el colegio potenciará las habilidades éticas con el propósito de que el alumno considere en sus decisiones académicas criterios éticos en el seguimiento de cualquier actividad intelectual o práctica”. Este plan pretende ser una bajada de este objetivo.

2-. ¿Cómo nace el interés del Consejo de Dirección por tener este plan dentro de su programa de trabajo?

Hay un diagnóstico interno, sustentado también en estudios internacionales, de que el desarrollo de la tecnología ha planteado nuevos desafíos que es preciso enfrentar. A esto debemos sumarle el predomino de una cultura que un autor denomina la "sociedad del rendimiento", es decir, la persona se autoexige y autoexplota porque percibe que vale por su hacer y por el éxito social que obtiene. En este contexto exitista y competitivo y con mucha facilidad para el flujo de información, es más probable que proliferen las malas prácticas académicas: copia, plagio, ayudas indebidas, etc.

3-. ¿Cómo crees que le aporta a los alumnos un plan como este? 

Se trata de una estrategia a largo plazo que pretende instalar la idea de que la copia, en cualquiera de sus formas, es una forma de mentira o de robo. Se advierte a veces una difusa valoración moral de la copia; quizá se le justifica por un pretendido "todos lo hacen" o por lo que podemos llamar la "viveza del chileno".  Una mentalidad que aprecie el valor del trabajo de los demás, no apropiándoselo en forma injusta, o dándole el debido crédito, sin duda que aportará a la formación de los alumnos.

Planteado en positivo, el plan pretende enseñar a los alumnos a trabajar con las abundantes fuentes con la que se dispone a través del mundo digital. Se requieren habilidades específicas para citar correctamente, distinguir lo que es elaboración propia de plagio, parafrasear en forma adecuada, ayudar a los demás de la forma debida en los trabajos que son individuales. A veces uno se topa con trabajos de alumnos que no son más que elaborados parafraseos de una fuente no citada; o bien, trabajos que son "copiar y pegar" de una página de Internet con la cita bien hecha, pero que no tienen aporte original. En ambos casos quizá no hay voluntad de engañar, pero se trata sin duda de un trabajo  que objetivamente es plagio (primer caso) o de mala calidad (segundo caso).

4-. ¿Qué mensaje le entregarías a los apoderados con respecto a este plan?

Los padres son los primeros educadores de sus hijos y como tales, deben ser los primeros interesados en cumplir con estos objetivos. En un documento que enviamos a las familias se les dan algunas ideas para promover en las casas una cultura de integridad académica. Ellos pueden contribuir desde la casa:

a.     Formando sobre la honestidad en el ámbito familiar.

b.     Estando atento a cómo se habla de las notas, qué importancia se le dan, cómo se reacciona frente a los resultados académicos, si se transmite o no que lo más importante es el rendimiento académico, etc.

c.     Evitando el uso de recompensas externas al trabajo escolar (por ejemplo, ofrecer estímulos materiales, “derechos” para salir, etc.).

d.     Promover la identificación con el colegio. Fomentar una actitud positiva hacia el colegio. Muchos estudios señalan que este factor es muy importante para crear una cultura de integridad académica.